(Selección de Josep Valls).

Supermercados Líder: Un paso adelante.....Dos atrás.

. jueves, 15 de octubre de 2009

Por Nelson Núñez. Mucho se habla de la importancia de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial orientadas a la Sustentabilidad económica de largo plazo en las organizaciones. Sin embargo, muchas veces se tiende a generalizar y asociar esto con acciones puntuales sin mayor estrategia y orientadas exclusivamente a generar impacto mediático y no a modificar la forma de hacer negocios; o simplemente se concentran en un aspecto olvidando que una buena política de RSE debe ser coherente y equilibrada.

Es justamente el equilibrio lo que define una política de esta naturaleza, porque sólo de esa manera se puede conseguir una adecuada articulación de los actores que participan en el proceso de generación de riqueza al interior de una empresa. Cuando una empresa no logra este adecuado equilibrio, puede boicotear sus esfuerzos y generar efectos negativos en su gestión.

Un ejemplo de esto es lo que ha desarrollado la empresa “Líder” , que durante la semana pasada figuró en tres ocasiones en la prensa por sus acciones; la primera por una muy destacable y la otras dos asociadas a sus malas prácticas.

Debo comenzar por la acción destacable, Líder (recientemente adquirida por Wal-Mart) inauguró el primer supermercado de Chile que podría calificarse como ecológico y amigable con el medio ambiente. Entre sus principales características, se cuentan:

Construcción: El edificio fue realizado usando material reciclado, tiene paneles solares, un gran porcentaje de áreas verdes en los alrededores y en el techo.

Productos: El supermercado ofrece a sus clientes verduras y frutas orgánicas, productos de bioplástico (100% reciclable), pañales ecológicos, entre otras opciones sustentables ambientalmente.

Reciclaje: Se pone a disposición del usuariado contenedores de reciclaje tradicional como de pilas, baterías y celulares. Además se fomenta el uso de bolsas reutilizables.

Uso eficiente de energía: Para ahorrar en el consumo de agua caliente, se instalaron paneles solares conectados a termos que permiten economizar un 65% de energía. Además, de reducir el calentamiento del local y los gastos de calefacción y aire acondicionado.

La iluminación del supermercado proyecta un ahorro de un 30% de energía con el aprovechamiento de la luz natural a través de tragaluces, sensores que regulan automáticamente la intensidad de la luz artificial, focos LED que consumen sólo 1W por hora en refrigeradores, estacionamientos, letreros en el exterior y jardines, y sensores de movimiento para encender las luces solo cuando sea necesario.

Transporte: Se contempló la instalación de estacionamientos para bicicletas y estacionamientos preferentes para los vehículos híbridos (pese a que prácticamente no existen en Chile).

Como puede apreciarse esta iniciativa es un gran aporte en a la forma en que se gestiona el retail, ya que entrega a la clientela nuevas posibilidades de elección, y de esta manera fomenta o al menos permite consumir de manera responsable y premiar a aquellas empresas proveedoras que generen valor agregado mediante la Sustentabilidad.

Lo que opaca a esta gran noticia es que, al mismo tiempo Líder ha sido sancionada, por tercera vez consecutiva por la Dirección del Trabajo por incurrir en prácticas anti sindicales. Al respecto, la directora del Trabajo, Patricia Silva, explicó que “las conductas más frecuentes tienen relación con actos de injerencia o limitación al derecho a negociar colectivamente. En muchos casos, los hechos sancionados tienen que ver con cierta práctica desleal de quienes emplean, afectando directa o indirectamente el proceso colectivo”.

Como si esto fuera poco la tarjeta Presto (principal medio de crédito del gigante del retail) ha sido calificada precisamente como la “Líder” de los reclamos de su usuariado en el último Índice de Conflictividad elaborado por el Servicio Nacional del Consumidor, por sobre todos los instrumentos de crédito del Mercado.

En este caso hay sin duda acciones que se contraponen absolutamente. Por una parte Líder está siendo vanguardista en términos de sustentabilidad ambiental con la construcción del supermercado “verde”, pero al mismo tiempo está olvidando un factor fundamental a la hora de planificar cualquier política de RSE, las personas.

Son las personas, específicamente su personal y clientes quienes dan soporte a la empresa, especialmente por el rubro en el que se desempeñan y por esto no pueden quedar fuera de las prácticas de Sustentabilidad de las compañías.

Como expresara, Andrés Fernández Gerente de Express Líder, la sustentabilidad es “tanto una responsabilidad como una oportunidad”, y esto que se dice fácilmente debe quedar demostrado con hechos en la coherencia que muestren las declaraciones y la práctica. De esta manera una empresa que gestiona el Medio Ambiente, pero no se hace cargo de su Público Interno, sus Clientes, Proveedoras o cualquiera de sus grupos de interés no puede declarase Sustentable.

La sustentabilidad empresarial es una práctica que debe gestionar de manera equilibrada la innovación ambiental, los principios éticos, le eficiencia económica, la coherencia social y el involucramiento con los grupos de interés, solo así se puede generar valor económico de largo plazo.

La experiencia de Líder debe servir para que las empresas comprendan, que el declararse Sustentable es un acto de transparencia voluntario, y que si están dispuestas a realizarlo deben también estar dispuestas a hacerse cargo no sólo de aquellas cosas que les favorecen, sino también de sus malas prácticas y comprometerse a corregirlas, repararlas, mitigarlas y por sobre todo a no repetirlas. Lo que se asume como compromiso, aunque este sea voluntario, debe cumplirse.